De Chile a Francia

Ultima vuelta en la Patagonia

Domingo, 14-26 de junio de 2020

Domingo, 14 de junio, último día en Cochrane. El día antes fuimos a despedirnos de las personas con las que simpatizamos. Muy temprano salimos de la ciudad en coche. El Covid-19 habrá sido el adecuado para nuestra tenacidad. Chile ha decidido prorrogar el cierre de sus fronteras por al menos tres meses. Volvemos temporalmente, un viaje de tres días de Chile a Francia. Nuestra primera parte del viaje, 380 km en la carretera sur se realiza en condiciones difíciles con nieve y frío. Tomamos un avión hasta el pequeño aeropuerto de Balmaceda cerca de la ciudad de Coyhaique para llegar a Santiago desde donde tomaremos un avión a Francia. 

Ciclismo en una vía rápida en Francia

Miércoles 17 de la mañana después de largas horas de transporte, de Chile a Francia aterrizamos en Roissy Charles De Gaule. El ambiente es un poco especial, el aeropuerto está casi vacío. Muchos aviones están estacionados en el asfalto, sus reactores obstruidos con enormes protecciones, como si fueran a pasar muchos meses sin recuperar el aire. 

Unas formalidades antes de recuperar nuestro equipaje, y aquí vamos a ser capaces de volver a la carretera. Reensamblaje de las bicicletas en el vestíbulo del aeropuerto y luego diríjase a Marsella. Ciclismo fuera del aeropuerto de Roissy es una verdadera gimnasia porque no hay carriles de bicicletas y no hay carreteras planeadas para los ciclistas. Tras el acuerdo de la policía, que nos dice que está prohibido, tendremos que tomar una vía rápida durante más de cinco kilómetros.

Gente agradable

La recuperación es un poco difícil y los paisajes son completamente diferentes. Hay mucho tráfico y la diversión no es lo mismo que en América del Sur.  El objetivo es llegar al Canal de Borgoña y luego Marsella para conocer a Gabin un recién llegado a la familia.

Una dificultad que no habíamos calculado, todos los campings están cerrados y hay muy pocos hoteles en nuestra ruta. tienes que encontrar lugares para acampar y la sorpresa es genial porque la gente nos ayuda fácilmente a encontrar soluciones. El gerente del camping de Tournan-en-Brie amablemente nos ofrece un lugar para nuestro lienzo. El alcalde del municipio de Ancy-le-Franc nos presta las instalaciones deportivas así como un apartamento para la noche.

Borgoña su canal y su tesoro

Llegamos al Canal de Borgoña que se extiende por varios cientos de km. Aunque el uso es exclusivamente turístico, no es frecuentado tanto por ciclistas como por barcos. El entorno es muy agradable aunque los paisajes no son muy variados. Increíble, nos encontramos con Marion y Benoét con quienes habíamos montado en el desierto de la boliviana de Lipez y Chile.

El final del canal nos lleva a los viñedos de Borgoña en la ruta de los vinos «crudos altos». Las alineaciones de los pies de vid son impresionantes y se extienden a lo largo de acres. En esta región la producción de vino se vende casi todo antes de la vendimia. Los precios son exorbitantes. Las botellas más caras superan con gusto los 5.000 euros. Baste decir que la degustación de estos vinos es imposible y sólo está reservado para compradores bastante ricos.

Nuestra ruta del día nos llevará a la ciudad de Beaune conocida en todo el mundo por sus hospicios del siglo XV. Su arquitectura es hermosa. La institución posee 60 hectáreas de viñedo y cada año el vino de estas viñas se vende en subasta en beneficio de los más desfavorecidos.

Hermosa reunión

Terminamos nuestra visita a Borgoña con los viñedos de Pommard y Meursault. El clima es agradable y el entorno es siempre tan agradable. 
En el pueblo de Corcelles-les-Arts, una gran tromba nos detiene. Encontramos refugio en la casa de Brigitte que amablemente nos invita a tomar un café en su casa. Patrick su marido un antiguo enólogo enriquece nuestra cultura en las vides y vinos burdeos. Nos ofrecerán el almuerzo bien regada con vino de Patrick, un hermoso día en su compañía. Terminamos nuestro día en Chálons-sur-Saéne junto al río. 

Desde nuestro regreso a Francia desde París a Chálons-sur-Saéne hemos cubierto 522 km (ver mapa de nuestra posición)

Un sueño

Covid-23

11 de mayo de 2033, miro por la ventana, hace sol. Qué extraño ha cambiado el mundo. Hay atascos de tráfico de bicicletas en toda la calle principal. El aire es tan limpio que cientos de aves vuelan sobre los techos de las casas. Esta mañana dos aviones pasaron por el cielo por extraño.

La gente parece feliz, los dos sin techo que vivían bajo el porche en la calle principal ya no están allí. Salieron a una vivienda que el municipio puso a su disposición con calefacción y conexiones informáticas. 

Esta mañana nos enteramos de la muerte del rico LLIB SETAG. Legó los 175.000 millones de dólares de su fortuna a organizaciones benéficas. Desde que los paraísos fiscales ya no existen, la mayoría de las personas adineradas donan a organizaciones que ayudan a las personas necesitadas o a la investigación médica. Qué agradable es este mundo donde los tiburones de las finanzas ya no tienen un lugar, donde el dinero se utiliza para hacer que la población viva adecuadamente y ya no sea una razón para vivir.

Esta mañana siempre recuerdo este covid-23 que nos obligó a permanecer encerrados durante 6 meses en nuestra casa en 2030. 

Pero, ¿cómo podría el pangolín cambiar nuestra sociedad? Este animal se ha convertido en un dios en China y es venerado allí como lo son las vacas en la India

Ding, ding dong, suena el despertador, delgado acabo de despertar, es junio de 2020. La pandemia covid-19 parece haber disminuido en todo el mundo. Pero, ¿seguirá siendo una pregunta un sueño o se hará realidad para nuestra sociedad? Nos vemos en 2033.

Verland

Cochrane

Cochrane, un pequeño pueblo de 3.000 personas en la Patagonia chilena. Bonito pueblito cerca de los ríos Cochrane y Baker. La zona es hermosa con sus lagunas azules. Llegamos allí el 15 de marzo, el día que las fronteras cerraron debido a Coronavirus. Aquí está el hemisferio sur y se acerca el invierno. Se está enfriando y la nieve ha aparecido. Aquí el tiempo parece haberse detenido, las tiendas están casi todas cerradas y sólo los supermercados siguen funcionando. Por supuesto que llegamos a conocer a la población, que no parece estar perturbada por esta pandemia. Cochrane se encuentra en el área de Aysen y no se han notificado casos de Covid-19. Como resultado, las normas relacionadas con esta pandemia no siempre se aplican. Esperemos que no pase nada. 

Para nosotros la vida continúa, esperando un próximo regreso a Francia donde pasaremos nuestras vacaciones de verano para continuar nuestra actividad de ciclismo de viaje. El sueño es regresar a Chile lo antes posible.

Un zapping de la ciudad de Cochrane y sus alrededores

La Carretera Austral

Lunes, 17 de febrero al domingo 23 de febrero, de Puerto Montt a Puerto Cisnes

Lunes 17 salida de Puerto Montt, aquí estamos finalmente en la Carretera Austral. Una carretera ubicada en la parte occidental de Chile, esta de 1200km de largo, es principalmente terrestre y nos llevará a O’Higgins. 

Un primer día en el borde del Pacífico, donde se podría pensar que es plana, bueno no, más de 1000m de gradiente positivo para 80km. El itinerario del día nos obliga a tomar un ferry al pueblo de la Arena. Un cruce de 40 minutos que nos lleva a otra parte de esta tierra sin litoral entre el Pacífico y los Andes. 

Esta noche dormimos en un entorno de ensueño en un pequeño pueblo llamado Pichicolo. 

¿Sabías eso?

Martes nuevo día en la Carretera Austral donde tomaremos un ferry que nos debe llevar a través de dos ensenadas. El entorno es tan agradable y decidimos tomar un ferry 30 km más allá de Hornopiren. Pero por desgracia llegó al acto y a pesar de las indicaciones en los mapas, la línea no existe en este lugar. Afortunadamente, tenemos suerte, nos encontramos con trabajadores de Camanchaca, una empresa de cultivo de salmón. Viajan con un servicio de transporte ultrarrápido a su lugar de trabajo en el mar. Nos ofrecen el cruce en su barco. Esa felicidad y al final llegamos al lugar con no menos de 5 horas de antelación. 

Chile es el segundo mayor productor de salmón del mundo después de Noruega y es posible que lo hayas comido antes. La actividad altamente industrializada es bastante controvertida por la contaminación que causa en el Océano Pacífico.

Después de un día en el bosque con visto en las lagunas en colores extraordinarios acampamos en el parque de Caleta Gonzalo. 

Chaitén

El miércoles continuamos por la Carretera Austral y su revestimiento terroso. Un día entero en el bosque donde hay un gran silencio. Al final del día pasamos cerca del volcán Chaitén, este último sigue activo. Cuando estalló por última vez en 2008, destruyó el bosque durante kilómetros a la vuelta. La vista es hermosa y se puede ver en la distancia el penacho de vapor que se escapa del corazón del monstruo.  

Esta noche dormimos en Chaitén en un alojamiento (tipo de hostal) que es bastante original. Aquí no hay llave en las puertas y todo es un poco de autoservicio. Debemos confiar, además, el propietario nos tranquiliza sobre el tema y parece completamente seguro de su concepto.

Una cerveza sin alcohol

El jueves encontramos el betún y el viento soplando desde el frente. El viento de la Patagonia que nos frena es intransigente. El paisaje para cambiar conducimos entre las montañas nevadas y las lagunas azules. La dificultad del día un pase con 700m de caída vertical y un porcentaje promedio del 10%. 

Un día en un hermoso entorno con paisajes impresionantes, y un viento en contra que arruinó un poco la diversió
n. Dormimos en el pueblo de Santa Lucía en Sarah’s. Un lugar apartado en el mundo donde está prohibida la venta de bebidas alcohólicas.

El sonido de la cascada

Este viernes conocimos a una familia chilena que nos ofreció comida en la zona de picnic. Nuevo día en un hermoso entorno donde el agua es omnipresente.  Esta noche dormiremos en Junta.

Después de una noche tranquila, esta mañana encontramos de nuevo una Carretera sin un poco. La progresión es mucho más lenta, pero el escenario sigue siendo tan idílico. Tenemos en el fondo los picos nevados y conducir a lo largo de los lagos con colores bonitos.

Esta noche dormimos en medio de la nada cerca de una cascada. El entorno es excepcional, pero el sonido de la cascada tan ensordecante eventualmente nos impedirá dormir. 

Una muy mala iniciativa

La mañana de salida del domingo, el futuro pertenece a aquellos que se levantan temprano, pero no será la expresión estrella del día. Con el dron intento un disparo en una zona forestal, desafortunadamente una ráfaga de viento lo conduce bruscamente, sin que yo pueda controlarlo, en un árbol donde permanece colgado. Con prisa, trato de subir al árbol pero una rama se rompe y me caigo en la muñeca en un arbusto grueso de espinas de la que tengo muchos problemas para salir. Imagínate la situación. 
Al final es un camionero quien lo derribará. Perfecto me dirás, bueno no, porque la muñeca es tan dolorosa que será imposible para mí recuperar mi bicicleta.
En el hospital de Puerto Cisnes las radiografías no detectarán fracturas pero la recomendación será de al menos quince días para que el dolor se desvanezca. 
Nos instalamos en un alojamiento muy cómodo. Te diremos esta pausa en el próximo artículo. 

Corrimos 520 del 17 al 23 de enero. (Mapa del curso)