Parques extraordinarios

Martes 10 de diciembre al jueves 19 de diciembre de Chilecito a Mendoza

Para este paso entre estas dos ciudades, tuvimos el placer de parar en parques extraordinarios.  El primer parque desértico de Talampaya es una maravilla cultural y natural. Se ha formado un enorme cañón y las aguas que han pasado por él han forjado formas increíbles.

 Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, contiene uno de los fósiles de dinosaurios fósiles más fósiles del mundo. El calor durante el día es terrible, pero el cañón ofrece una vista extraordinaria. Y si tienes suerte verás a los cóndores que han establecido su base en estos lugares. Como el parque no se visita mucho, la fauna está muy desarrollada. 

Al día siguiente nuestra ruta también nos lleva al Parque Ischigualasto. Todavía situado en la zona del desierto, aquí descubrimos el otro valle lunar, el espectáculo es impresionante, sin vegetación de más de 600 km2, el espectáculo es realmente lunar.

Al igual que en el Parque Talampaya, los paleontólogos están trabajando para encontrar fósiles de dinosaurios. Dos parques extraordinarios que ofrecen un espectáculo muy interesante.

Reuniones de la forma en que los amamos

Nuestro progreso nos lleva a Huaco por la carretera del túnel. Tenemos que cruzar 7 en total oscuridad, nunca es fácil con el tráfico. 

Sábado tras un día de más de 100 km, nos asientamos detrás de las paredes de una antigua estación de tren, las puertas y el techo han desaparecido. Aquí la gente roba madera y todo lo que puede revender. Aquí es donde nos encontramos con la familia de Elvira y Javier que viajan con sus hijos Rosio, Nadia y Nicolás, grandes personas.

Como su casa está a unos 50 km, nos invitan a una barbacoa para el día siguiente. Pasaremos dos días maravillosos en su casa. El primer día Javier nos preparará una barbacoa gigante con hermosos filetes ya que los amamos en casa.

La familia vive al ritmo del calor con una siesta todas las tardes.

Récord para Agnes

Después de dos días de locura en casa de Javier y su familia, nos despedimos con lágrimas en los ojos cuando los dejamos el lunes por la mañana. 

Y este lunes la carretera de San Juan a Mendoza es agradable, el viento nos ayuda, para ello, aprovechamos para establecer un récord: 181 km en el mismo día. ¡Wow! Agnes está rompiendo récords.

Cubrimos 798km durante esos 10 días. Oukison

La ruta del vino

Sábado, 30 de noviembre a lunes 9 de diciembre de Salta a Chilecito

Sábado, esta vez nos vamos a la ruta del vino. Un primer tramo de Salta a Chelicito antes de llegar a Mendoza. Durante los primeros 25 km viajamos con un lugar de trabajo (ver foto). Por bondad y amistad eventualmente le ofreceremos un trago. Hoy en día pocas vides en nuestro camino relativamente desértico. Terminamos un pequeño pueblo en Via donde dormimos en el camping en una habitación amablemente prestada por el cuidador.

Ducha ecológica

El domingo salimos de Vía bajo la lluvia, todavía hay muy pocas vides en nuestra ruta del vino, tal vez tendremos que esperar para estar un poco más al sur.  La lluvia nos acompañará durante parte del día en este hermoso camino. Estamos rodeados de montañas una pena de que el cielo sea gris. 

Una breve parada en la garganta del diablo donde nos encontramos con un músico que toca Ocarina. Hermosa música con un instrumento que parece fácil de usar, pero después de unos cuantos intentos no es tan fácil. 

Después de un buen día nos detenemos en el lugar llamado Santa Bárbara. Instalamos nuestro lienzo en una cabaña de bambú. Descubrimos una ducha ecológica. El principio es simple, tienes que encender un fuego que calienta el agua de una lata y luego tienes agua caliente. Creemos que el principio es grande.  

Finalmente una pequeña bebida

El resto de nuestro viaje nos lleva a Cafayate donde nos encontramos con Juan, el colombiano nos encontramos por quinta vez.

Aquí un poco más vides a pesar de que estamos en la ruta del vino. Aprovechamos la oportunidad para probarlo (Malbec Vino Tinto, o cabernet sauvignon rouge). Estos muy afrutados son agradables al gusto pero muy diferentes de nuestros vinos franceses. 

Los días siguientes nos llevarán a continuar nuestro viaje por esta ruta 40. El paisaje es siempre desierto y termina siendo un poco monótono, a pesar de todo siempre hay espectáculo. Con el sol hacia atrás, aprovechamos para ampliar nuestras etapas con el fin de llegar más rápidamente a Mendoza ubicado a unos 800km de distancia.

Una mina de oro

Los cinco días después de la carretera no cambia, sigue siendo como desierto y pocos pueblos para repostar o dormir. Afortunadamente es plano y nos estamos moviendo rápido, a pesar de casi 40oC. Cuando llegamos a la ciudad de Chilecito todo está parado, incluso los hoteles están cerrados. Necesitaremos la ayuda de los lugareños para encontrar vivienda en una familia.

Chilecito una ciudad donde hasta 1929 había una mina de oro. Empleaba a más de 2000 personas. Lo más difícil fue llegar a la mina para trabajar. Se encuentra a una altitud de más de 5000m. Para ello, habían creado un tren de transporte que comenzó 800m y constaba de 9 estaciones a la mina. Transportaba hombres, mineral y logística.

La organización estaba loca: cada trabajador permaneció unos diez días en cada estación, antes de cambiar. Disfrutó de un día de descanso entre cada cambio. Y al final del ciclo se iba a casa a descansar.  Como resultado, le tomó varios meses llegar a casa. Como resultado de estas condiciones muy difíciles, nació el sindicato de mineros, que hoy tiene una gran influencia en la protección de los trabajadores.

La mina era operada por los ingleses. Hoy en día todavía contiene minerales nobles, pero la población se opone a su explotación por razones ecológicas.

Chilecito es una ciudad un poco turística pero muy agradable.

Cubrimos 693 km durante esos 10 días. Seguimiento de nuestra posición actual